Ibones Azules

Los Ibones Azules son una de las excursiones más típicas que se pueden hacer desde el Balneario de Panticosa, no solo por lo bonitos que son, sino por lo espectacular de todo el camino.

Material para la excursión

Para esta excursión va a ser importante llevar buenas botas de montaña, mochila con agua, comida y ropa de abrigo y hay que tener en cuenta que podemos encontrar neveros en el camino hasta bien entrado el verano, por lo que llevar bastones es interesante y depende de la época incluso crampones.

Itinerario a los Ibones Azules

Salimos del Balneario de Panticosa por la senda que se toma junto al refugio de Casa Piedra en dirección a Bachimaña. El camino comienza con un zigzag bastante empinado por el bosque hasta que llegamos a un mirador donde empezaremos a avanzar más hacia el fondo del barranco. Por aquí hay un par de pasos en un estrecho en los que hay que tener cuidado por lo resbaladizo del suelo, pero hay una sirga para poder sujetarse.

El camino avanza tortuoso hasta llegar a una pradera, tras la que volveremos a subir de nuevo y comenzaremos un tramo en el que ya avanzamos más rectos en sube y baja.

Ibón de Bachimaña y refugio

Sobre la hora de camino llegaremos a la base de la cuesta del Fraile, un famoso zigzag que se puede superar fácilmente con mentalizarse un poco, y ya nos dejará a los pies del refugio de Bachimaña, en el ibón inferior del mismo nombre.

Desde aquí subiremos hasta la altura de la presa del ibón superior y lo rodearemos durante un buen rato hasta llegar a la bifurcación entre el camino que sube hacia los Ibones Azules y el que lleva a los Ibones de Pecico y el puerto de Marcadau. Seguimos el barranco de los Azules prestando atención a los posibles neveros, teniendo cuidado si hay puentes de nieve poco estables en primavera o a principios de verano.

Ibón Azul inferior y la Marmolera

El barranco nos deja en la presa del Ibón Azul inferior, un lago precioso con los Infiernos tras él, y a la izquierda de la misma, por encima del desagüe que va hacia el barranco tomaremos el camino que va hacia el Ibón Azul superior. Este tramo a veces es difícil de seguir, pero no tiene pérdida ya que es simplemente remontar el promontorio, habiendo diferentes caminos posibles. Es aconsejable ir muy atento a las marcas rojas y blancas del GR11.

Una vez superado el promontorio veremos a nuestros pies el Ibón Azul superior tras unas 3 horas de caminata, pudiendo bajar hasta la pradera que hay a su orilla.

Ibón Azul superior y los Infiernos

La vuelta la haremos por el mismo camino en algo más de dos horas.

Ficha de la excursión

  • Punto de salida: Balneario de Panticosa
  • Dificultad técnica: Fácil
  • Dureza física: Media
  • Distancia: 13km (ida y vuelta)
  • Tiempo: 3h de subida, 2h 10m de bajada
  • Desnivel: 885m